Leyendas cortas de terror de la escuela Pagaza

Jul 7, 2016 by

Leyendas cortas de terror de la escuela Pagaza

La escuela Joaquín Arcadio Pagaza se encuentra en el estado de México, en la localidad de Valle de Bravo, construida sobre un espacio en el que según cuentan, se instalaban ferias ambulantes, circos, y toda clase de entretenimientos que requieran de un gran terreno baldío.

Se recuerda en particular, un circo, que levantó ahí su carpa, y donde sucedió un evento que daría origen a una de las leyendas cortas de terror más inquietantes de esta localidad, sobre todo, porque involucra un personaje que provoca el miedo de muchos, un payaso.

El acto del payaso a parte de las rutinas comunes, de risa y diversión, incluía un episodio de malabares con fuego, como si esto no fuera lo suficientemente peligroso, lo hacía mientras paseaba en un monociclo. Ante los ojos de cientos de espectadores, el habilidoso hombre usaba picas, pelotas, aros, antorchas, cadenas y artefactos varios para sorprender a su público y dejarlos con la boca abierta.

La maestría que tenía para manejar objetos encendidos superaba por mucho lo que la mayoría había visto, así que su presentación era el atractivo principal, fue tanto el éxito, que el circo hizo arreglos para quedarse una larga temporada, sin embargo, las cosas fueron muy distintas, ya que no existen personas perfectas, aun tan experimentado malabarista comete errores, uno que le costó la vida de todo el personal del circo, también a los espectadores, todos murieron quemados en un abrir y cerrar de ojos, bastó solamente una pequeña falla, para que no pudiera tomar a tiempo uno de sus instrumentos encendidos y este esparciera el fuego por todo el lugar.

Era de esperarse que la carpa se incendiara en un abrir y cerrar de ojos, el suelo cubierto de paja seca y aserrín, las bancas hechas de madera, la cubierta plástica, todo un completo desastre, solo quedó en pie la asta principal, donde hoy en día se coloca la bandera de la escuela, y a veces algo más, ya que muchos lo identifican como el punto favorito para las apariciones del payaso, él atrae la atención de las personas con un globo que flota y lentamente va subiendo, hasta mostrar aquella tétrica visión de un hombre maquillado clavado en el tubo metálico.

Related Posts

Tags

Share This